Skip to content

Moringa: ¿Qué es y cuáles son sus beneficios?

12 octubre, 2020
moringa

La moringa, también conocida como el árbol de la vida, es una planta medicinal que contiene gran cantidad de vitaminas y minerales, como hierro, carotenoides, quercetina, vitamina C, polifenoles, ácido clorogénico, etc. Aporta potentes efectos antioxidantes y antiinflamatorios.

Se utiliza para tratar determinadas enfermedades respiratorias, reducir la ansiedad, adelgazar e incluso controlar el azúcar en sangre en pacientes diabéticos. Aunque es importante saber que todavía hay pocos estudios en humanos que prueben todos sus beneficios y describan la dosis que se debe tomar.

¿Qué propiedades tiene la moringa y para qué sirve?

Las propiedades de la moringa son los siguientes:

• Antioxidantes
• Medicamentos antiinflamatorios
• Analgésicos
• Antidiabéticos
• Vasodilatadores
• Anticolinérgicos
• Medicamentos antirreumáticos
• Antihipertensivos
• Medicamentos contra la obesidad
• Agentes antimicrobianos
• Protección
• Cicatrización del hígado.

Muchas de estas propiedades aún se están estudiando y los resultados son inciertos, por lo que deben usarse con precaución, preferiblemente bajo supervisión médica.

¿Cuáles son los beneficios de la moringa?

La moringa tiene grandes beneficios, aunque como se mencionó anteriormente, aun no existen suficientes estudios de su eficacia:

• Puede llegar a aumentar la capacidad respiratoria
• Puede llegar a prevenir la diabetes
• Puede llegar a proteger el corazón
• Puede llegar a regular la presión arterial
• Puede promover la pérdida de peso
• Prevención y control de la anemia
• Puede mejorar las capacidades de defensa del cuerpo.
• Tiene efectos antiinflamatorios y analgésicos
• Protege e hidrata la piel
• Puede mejorar la salud digestiva
• Puede prevenir el cáncer
• Mantener la salud visual
• Puede reducir los efectos de la menopausia

¿Cómo se debe de tomar la moringa?

Para consumir la moringa de manera adecuada se recomienda ingerir hasta 400 mg por día, sin embargo, aún no existe una dosis científica totalmente comprobada.

Existen diferentes formas de administrar la moringa. Aunque, la más común es el Té de moringa, ya que es una manera rápida y fácil de preparar y se puede consumir en cualquier momento del día
Para prepararlo se necesitan los siguientes Ingredientes:

• 10 g (1 cucharada) de hojas de moringa
• 250 mL de agua;

El método de preparación como lo habíamos mencionado es muy sencillo solo se debe de agregar agua en una olla a fuego medio hasta que hierva, agrega 1 cucharada de hojas de Moringa, tapa la olla y déjala en remojo por 5 minutos. Colar y beber 2 tazas de té todos los días.

Existen otras formas de consumir la Moringa, como, por ejemplo:

Cápsulas: administrar de 1 a 2 cápsulas por día, 200 mg por día, tomadas con las comidas, varía según la marca, por lo que debe leer la etiqueta del producto porque su concentración de Moringa puede variar. Por lo tanto, es importante consultar a un especialista de plantas para conocer las pautas de dosificación diaria.

Semillas: Se deben desgranar y beber un vaso de agua, que puede consumir 3 gramos al día (aproximadamente de 2 a 3 semillas al día).

Polvo: administrar de 1/2 a 1 cucharadita (1 a 3 gramos) por día, se puede agregar a jugo, sopa, café o yogur, o incluso hacer té en polvo.

¿Qué contraindicaciones tiene la moringa?

La Moringa contraindicada en el embarazo porque por que no existen estudios suficientes.

No es recomendable usarla durante el periodo de la lactancia ya puede aumentar la producción de leche materna, pero no está completamente probado, por lo que es mejor consultar a un médico antes de tomarla durante la lactancia.

Además, las personas con enfermedad de la tiroides deben evitar su uso porque puede interactuar con las hormonas tiroideas. Tampoco hay evidencia científica suficiente para demostrar si es beneficioso para las personas con enfermedad renal o enfermedad hepática grave, por lo que siempre debe consultar a su médico.

¿Qué efectos secundarios produce la Moringa

La Moringa podría llegar a causar efectos adversos como náuseas, vómitos y diarrea. Es recomendable evitar la ingesta de la raíz y de extractos preparados con su raíz, porque tienen sustancias tóxicas que causan parálisis u otras complicaciones.