Skip to content

Hemoglobina Glucosilada ¿Qué es y cuáles son los valores normales?

14 octubre, 2020
hemoglobina glucosilada

¿Qué es la hemoglobina glicosilada?

La hemoglobina es la proteína del interior de los glóbulos rojos que transporta oxígeno desde los pulmones a los tejidos y órganos del cuerpo; además, transporta el dióxido de carbono de vuelta a los pulmones. Por otro lado, la glucosa, que también circula por la sangre, se adhiere a la hemoglobina durante un periodo aproximado de 3 meses.

De esta manera, la prueba de hemoglobina glicosilada se basa en la medición de la cantidad de glucosa adherida a los glóbulos rojos y su resultado se expresa en porcentaje, que determina el nivel medio de glucemia durante el trimestre anterior a la prueba.

Por lo tanto, sirve para evaluar el grado de control metabólico y la consecución de los objetivos terapéuticos planteados.

Además, desde 2010, la American Diabetes Association estableció esta prueba como un examen de diagnóstico de la enfermedad: un resultado igual o superior a 6,5% determina que una persona tiene diabetes, mientras que uno de entre 5,7% y 6,4% se considera prediabetes.

¿Para qué sirve la prueba de hemoglobina glicosilada?

La prueba de hemoglobina glicosilada (HbA1c) es un examen de sangre para la diabetes tipo 2 y prediabetes. La prueba de hemoglobina glicosilada sirve para medir el nivel promedio de glucosa o azúcar en la sangre durante los últimos tres meses. Los médicos pueden usar la prueba HbA1c sola o en combinación con otras pruebas de diabetes para hacer un diagnóstico más preciso. También utilizan la HbA1c para ver lo bien que está manejando su diabetes.

¿Cuáles son los valores normales de la hemoglobina glucosilada?

El resultado de la prueba HbA1c se lee en porcentajes. Mientras más alto sea el porcentaje, mayor será el nivel de azúcar en la sangre:

Por ejemplo: un nivel de HbA1c normal es menor al 5.7 % por ciento
La prediabetes, por ejemplo, se ubica entre 5.7 % a 6.4 %. Tener prediabetes es un factor de riesgo para desarrollar diabetes tipo 2. En este tipo de caso se sugiere realizar más pruebas en el transcurso de un año, ya que la diabetes tipo 2 se ubica por encima del 6.5 %. Si fuera un paciente con diabetes, debe someterse a la prueba HbA1c al menos 2 veces al año. Ya que, para muchas personas con diabetes, el objetivo de HbA1c es un porcentaje inferior a 7. Sin embargo, este puede variar de acuerdo al tipo de persona y vida de estilo, el cual se debe consultar directamente con su médico tratante, en este tipo de casos si el resultado de HbA1c es demasiado alto, es posible que tenga que cambiar su plan de cuidado de diabetes.

Hemoglobina alta

La hemoglobina alta es habitual en personas que fuman habitualmente y también en aquellas con algún tipo de trastorno en el aparato respiratorio: enfisema pulmonar o fibrosis pulmonar. Usualmente los síntomas que caracterizan la hemoglobina alta son: piel de color azulada en los labios, mareo y cansancio frecuente. En los casos más graves también da lugar a pérdida temporal de audición y de visión.

Hemoglobina baja

La hemoglobina baja en la sangre puede ser un indicativo de diferentes trastornos de salud, siendo el más común la anemia, caracterizada por un déficit de hierro en el organismo. Además, pueden darse otros como la insuficiencia renal, el hipotiroidismo, la leucemia o la cirrosis. Los niveles bajos también puede ser consecuencia del consumo de ciertos medicamentos para tratar enfermedades como el SIDA o el cáncer. Algunos de los síntomas que se presentan son: cansancio sin razón aparente que se presenta desde primera hora de la mañana, fatiga, palidez, falta de atención y de concentración y extremidades frías.

¿Por qué se necesita realizar una prueba del HbA1c?

Se puede necesitar una prueba de HbA1c si tiene síntomas de diabetes, como, por ejemplo:

• Visión borrosa
• Cansancio
• Aumento de la sed
• Orinar con más frecuencia

En algunos casos su médico tratante podría pedir una prueba de HbA1c en caso de tener riesgo de padecer diabetes. Algunos de los factores de riesgo pueden ser:

• Antecedentes de enfermedad del corazón
• Inactividad física
• Sobrepeso u obesidad
• Presión arterial alta