“¿Azúcar baja?” Hipoglucemia: Detección y Tratamiento.

Elaboró: Dr. Pável Eber Bautista Portilla
Experto en diabetes y síndrome metabólico, académico UNAM.

La glucosa (un tipo de azúcar) es la principal fuente de energía para las células de nuestro cuerpo. Proviene de los alimentos que comemos, y nuestro hígado también puede producirla. Tanto el músculo como el hígado pueden almacenarla en forma de glucógeno. Cuando el nivel de glucosa en sangre (glucemia) desciende a cifras demasiado bajas, se conoce como HIPOGLUCEMIA.

¿Cuándo se considera que el nivel de glucosa en sangre es bajo?

Primero hay que definir de que persona estamos hablando:

  • Pacientes SIN diabetes: Cifras menores a 80 mg/dL = Hipoglucemia.
  • Personas CON diabetes: Cifras menores a 70 mg/dL = Hipoglucemia.

¿Cuáles son los síntomas de tener la azúcar baja en la sangre?

Existen 2 tipos de síntomas, que aparecen de acuerdo a que tan grave es la baja de glucosa:

Síntomas adrenérgicos (iniciales)

El cerebro avisa que no hay suficiente “combustible” (glucosa) en la sangre. El paciente se nota alerta e inquieto y aparecen síntomas:

  • Nerviosismo / Irritabilidad.
  • Temblor.
  • Palpitaciones.
  • Sudoración fría / escalofríos.
  • Hambre.

Síntomas neuroglucopénicos (tardíos)

Si las cifras siguen disminuyendo, el cerebro ya tampoco tiene energía para trabajar, por lo cual el paciente se nota cansado y poco reactivo:

  • Dificultad para concentrarse.
  • Mareo y dolor de cabeza.
  • Debilidad.
  • Visión borrosa.
  • Falta de coordinación-
  • Convulsiones.
  • Coma.

Los síntomas tardíos pueden ser graves y comprometer la vida del paciente. El paciente que vive con diabetes debe aprender a identificar los síntomas iniciales, para atenderse inmediatamente.

¿Cuáles son las causas de hipoglucemia?

La hipoglucemia es mucho más frecuente en pacientes que viven con diabetes, aunque cualquier persona la puede presentar. Las principales causas son:

  • Ayuno prolongado.
  • Uso incorrecto de Insulina o medicamentos como la Glibenclamida y Glimepirida (sulfonilureas).
  • Consumo frecuente o intenso de alcohol.
  • Rutina de ejercicios no planificada.

¿Qué es una pseudohipoglucemia o “hipoglucemia falsa”?

Un paciente con diabetes puede tener síntomas de hipoglucemia, y tener cifras normales de glucosa. Éste fenómeno se presenta principalmente en pacientes que manejaban cifras muy altas de glucosa, pero que empiezan a disminuir debido al inicio o ajuste de tratamiento para diabetes.

Este problema es temporal, y se puede evitar en la mayoría de los casos si el médico tratante controla las dosis de medicamentos, para que el descenso de las cifras de glucosa sea poco a poco, pues la pseudohipoglucemia se presenta principalmente cuando las cifras de glucosa descienden bruscamente. Las pseudohipoglucemia NO debe tratarse como se haría con una hipoglucemia real.

¿Cómo se debe tratar la hipoglucemia?

Las hipoglucemias leves, donde el paciente se encuentra alerta y con capacidad de comer y beber, se corregirán vía oral.
Existe una estrategia llamada “REGLA DEL 15”:

1. Ante síntomas de hipoglucemia, medir la cifra de glucosa.

2. Si las cifra de glucosa en sangre es menor de 70 mg/dL (personas con diabetes), se debe administrar el equivalente a 15 g de azúcar. Opciones:

  • 200-250 mL de bebida CON azúcar (refresco normal, jugo empaquetado).
  • 1 cucharada sopera de miel, mermelada o azúcar.

3. Repetir medición de glucosa a los 15 min. después de haber administrado el alimento / bebida con azúcar:

a) Si la cifra es mayor a 100 mg/dL, la hipoglucemia se ha corregido.
b) Si la cifra es menor a 100 mg/dL, repetir la operación.

Las hipoglucemias graves comprometen la capacidad del paciente para reaccionar, comer y beber, por lo puede ser necesario administrar el tratamiento directamente en la sangre o debajo de la piel.

Éstos pacientes deben ser atendidos en una sala de Urgencias, para monitorear su estado de salud y administrar medicamentos por otras vías. Mientras el paciente espera para ser trasladado al hospital, se puede aplicar miel en las encías.

  • Solución de Dextrosa (glucosa al 50%), vía intravenosa.
  • Glucagon, vía intravenosa o subcutánea.
  • Somatostatina (uso poco difundido).

¿Cómo prevenir la hipoglucemia?

Los pacientes que viven con diabetes y están siendo tratados con medicamentos como Insulina, Glibenclamida o Glimepirida, deben llevar un plan de alimentación supervisado por un Nutriólogo, de hacer refrigerios con alimentos que contengan carbohidrato (fruta, galleta integral, etc.), con el fin de evitar pasar más de 4 horas de ayuno mientras estén despiertos. Asimismo, evitar el consumo frecuente o intenso de alcohol.

El ejercicio no planificado puede consumir las reservas de glucosa, por lo cual las rutinas de ejercicio deben ser prescritas y supervisadas por personal capacitado (médico, o activador físico, educador en diabetes, etc.).

Los pacientes con enfermedad avanzada en los riñones y los adultos mayores son más vulnerables a desarrollar hipoglucemias, por lo cual puede ser necesario usar medicamentos para diabetes distintos a los convencionales, así como un monitoreo más estrecho de las cifras de glucosa.

¿Cuáles son las consecuencias de la hipoglucemia?

A corto plazo, sobre todo en hipoglucemias graves, se puede presentar a caída / pérdida del conocimiento e incluso estado de coma.
A largo plazo, si el paciente continúa presentando hipoglucemias, se acumulará daño en el sistema nervioso y, lo más peligroso, aumento del riesgo de infarto cardíaco.

Por éstas razones, todo paciente con diabetes debe recibir educación para prevenir, identificar y corregir las hipoglucemias, al igual que el momento en el cual acudir al hospital en caso necesario.

REFERENCIAS:

Manual MSD, Hipoglucemia, Sep 2020.Erika F. Brutsaert, MD, New York Medical College.

Guía de Práctica Clínica: Diagnóstico y tratamiento de la Diabetes Mellitus Tipo 2 en el primer nivel de atención. GPC-IMSS-78-187, actualización 2018.

Clínicas Cuidate

Cuídate es una empresa mexicana, de tecnología en salud que atiende a pacientes con diabetes, a través de un sistema único, que combina el tratamiento integral personalizado con la educación al paciente, todo a un bajo costo.