Skip to content

¿Qué es la paroniquia?

9 octubre, 2020
paroniquia

La paroniquia es una infección que causa rubor, calor y dolor alrededor de la uña, que también es conocida como “uñero o panadizo” en algunos casos el área infectada se puede hinchar, enrojecer formando ampollas. Aunque la mayoría de las veces la paroniquia no es grave y se puede tratar en casa. Pero en otros casos la infección se puede extender al resto del dedo de la mano o del pie y crear una infección más profunda que requiera atención médica.

¿Cuáles son los síntomas o signos de la paronoquia?

En general los síntomas se desarrollan a lo largo del borde de la uña (pliegues ungueales proximal y lateral) y se manifiesta en el transcurso de un periodo variable de horas o días con dolor, aumento de la temperatura, enrojecimiento e hinchazón y en algunos casos suele observarse pus en los bordes de las uñas y, en ocasiones, por debajo de ellas.

Paroniquia aguda

La paroniquia puede ser aguda cuando la bacteria causal es el Staphylococcus aureus o los estreptococos y, con menos frecuencia, especies de Pseudomonas o Proteus. Lo que sucede es que los microorganismos ingresan por un defecto en la epidermis causado por una infección en una herida afectada, un traumatismo en el pliegue de la uña, pérdida de la cutícula o irritación crónica. La paroniquia es más frecuente en personas que se muerden o se chupan los dedos. En los dedos de los pies, la infección suele comenzar a partir de una uña encarnada.

Paroniquia crónica

En cambio, la paroniquia crónica es un trastorno inflamatorio de la piel del pliegue ungueal. Esta ocurre con mayor frecuencia en personas que tienen las manos usualmente húmedas (por ejemplo: lavaplatos, cocineros, amas de casa), en especial en personas con eccema, con diabetes, o inmunocomprometidos. El cuadro diagnostico puede ser una dermatitis irritativa con colonización micótica secundaria. A diferencia de la paroniquia aguda, casi nunca se acumula pus, y se puede observar una pérdida de la cutícula y una separación notable del pliegue ungueal respecto de la lámina ungueal. Aunque la uña puede volverse distrófica a largo plazo.

¿Cuáles son las causas de las paroniquias?

Las causas de la paroniquia ocurren cuando la piel que hay alrededor de una uña se irrita o se lesiona, por lo que puede causar gérmenes en su interior y causar una infección. Estos gérmenes pueden ser hongos o bacterias.

Entre las lesiones que pueden causar lesiones en la piel son:

• Tener una uña encarnada
• Procesos de manicura mal realizados
• Cortarse las uñas demasiado cortas o bien las cutículas
• Chuparse el dedo constantemente
• Morderse las uñas o quitar pellejos de las mismas

¿Cuál es el tratamiento para las paronoquias?

El tratamiento para una paroniquia va a depender de su gravedad y de la infección, o bien si acaba de empezar o ya se ha extendido.

• El tratamiento para una paroniquia aguda consiste en la aplicación de compresas tibias o baños y un antibiótico oral antiestafilocóco y antiestreptocócico en un tratamiento por 4 veces al día, o bien un antifúngico o antimicótico (por ejemplo: ketoconzazol, ya que su uso queda limitado al tratamiento de micosis cutáneas causadas por dermatofitos). Sin embargo, para el drenado de pus o exudado fluctuante debe ser con un elevador de Freer, una pinza hemostática pequeña o un bisturi con hoja número 11 colocado entre la uña y el pliegue ungueal. Cabe señalar que no es necesario realizar una incisión cutánea. En estos casos puede colocarse un drenaje de calibre grueso durante 24 a 48 horas. Sin embargo, pacientes con diabetes y otras enfermedades vasculares periféricas, debe controlarse la paroniquia en el dedo gordo del pie por la probabilidad de celulitis o una infección más grave.

• El tratamiento para una paroniquia crónica consiste en la prevención de irritantes y la exposición excesiva al agua ya que ayudan a que la cutícula se remodele y cierre el espacio entre el pliegue ungueal y la lámina ungueal. En este caso se usan guantes y cremas protectoras si es imprescindible seguir en contacto con el agua. También la aplicación incluye inyecciones intralesionales de corticosteroides en el pliegue ungueal proximal hipertrófico pueden acelerar la mejoría. Los tratamientos antifúngicos se agregan a la terapia sólo cuando hay posibilidad de colonización micótica.