Skip to content

Cómo inyectar la insulina

3 agosto, 2018

Si eres una persona con diabetes y eres insulinodependiente, seguro que has tenido dolor en algún momento al inyectarte el medicamento. En general las inyecciones de insulina no causan dolor ni lastiman, pero en caso de sentir dolor o molestia, es importante realizar lo siguiente:

  • Consulte a su médico para ver si su técnica de inyección es la correcta,
  • Espere a que se seque el alcohol de su piel antes de inyectarse,
  • Vea si no está doblando la aguja de la jeringa cuando la destapa,
  • Inyecte la insulina cuando esté a temperatura ambiente, recuerde que inyectar insulina fría puede causar dolor,
  • No utilice más de una vez su aguja. Al re-utilizar la aguja de la jeringa, ésta va perdiendo su filo, lo cual puede aumentar el dolor y romperse dentro de la piel,
  • Penetre rápidamente la piel,
  • Trate de no inyectarse en el músculo. Recuerde hacer un pellizco antes de inyectarse,
  • Hable con su médico para ver si puede utilizar otro tamaño más pequeño de aguja.

 

¿Dónde debo inyectarme la insulina?

Es importante rotar los sitios de inyección, ya que inyectarse en el mismo sitio puede ocasionar depósitos extras de grasa y bultos en la piel.

 

¿Qué sucede cuando no hay una adecuada técnica de inyección de insulina?

¿Alguna vez has revisado los sitios en donde te inyectas? o ¿ha notado la presencia de enrojecimiento, endurecimiento o inflamación en estos lugares? Si es así, puedes tener una lipodistrofia.

Cuando una persona que se inyecta insulina lo hace es el mismo lugar, los tejidos de la piel crecen en exceso y se endurecen. Aunque no causan dolor es necesario atender esta situación.

¿Qué son las lipodistrofias?

 

Las lipodistrofias son causadas por inyectarse varias veces en el mismo sitio o cuando se usan las agujas otra vez. Para prevenirlas debe:

  • Rotar el sitio de inyección,
  • Rotar los lados (izquierdo-derecho) del cuerpo donde se inyecta,
  • No re utilizar las jeringas y siempre utilizar una aguja nueva.

Muchas personas encuentran que es menos doloroso inyectar en las lipodistrofias (generalmente llamadas “lipos”) que en otros sitios que no tengan esta afección. Aunque esto sea verdad, no debe inyectarse en estas zonas, ya que la insulina no se absorbe adecuadamente.

¿Cómo identificar lesiones por uso de insulina?

Las “lipos” son más fácil de sentirse que de verse. Por lo tanto, revise frecuentemente su sitio de inyección con los dedos. Si siente alguna bolita o textura extraña en la piel, cambie el lugar de inyección y consulte a su médico.

Si no percibes alteraciones en la piel pero tus niveles de glucosa en sangre aumentan sin que exista una razón, platícalo con el profesional de la salud que te atiende, pues muchas veces esos cambios en los niveles de azúcar se deben a una incorrecta técnica en la aplicación de insulina o a que te estas inyectando en lugares en donde el crecimiento celular es irregular provocando una mala absorción de la insulina.

Estudios recientes concluyen que la absorción de la insulina inyectada en las lipos es errática e impredecible, provocando un mal control. Por lo tanto, es importante prevenir y minimizar, en la medida de lo posible, el desarrollo de esta condición.

Por: L.E Marlene Tirado.

Bibliografía:

 

  • Problemas comunes al inyectar. Becton , Dickinson and company.  Obtenido el  23 jul. 2018, desde http://www.bd.com/mexico/diabetes/main.aspx?cat=3258&id=32841
Summary
Review Date
Reviewed Item
muy interesante la técnica de ponerse la insulina
Author Rating
51star1star1star1star1star