Consejos para Prevenir y Tratar la Hipoglucemia

hipogluecemia

La hipoglucemia es una condición que se produce cuando el nivel de glucosa (azúcar) en la sangre es demasiado bajo, por debajo de los 70 mg/dl. La glucosa es la principal fuente de energía para el organismo, y se obtiene de los alimentos que se consumen, especialmente de los carbohidratos. La glucosa se almacena en el hígado y en los músculos, y se libera a la sangre según las necesidades del cuerpo.

La hipoglucemia puede causar síntomas como:

  • Mareo
  • Sudoración
  • Temblor
  • Palpitaciones
  • Hambre
  • Debilidad
  • Confusión
  • Irritabilidad
  • Visión borrosa
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida de conciencia
  • Convulsiones
  • Coma

La hipoglucemia puede tener diversas causas, pero la más frecuente es el uso de medicamentos para la diabetes, como la insulina o los antidiabéticos orales, que reducen el nivel de glucosa en la sangre. Otras causas pueden ser:

  • Saltarse o retrasar las comidas
  • Comer menos de lo habitual o de lo que se ha calculado
  • Realizar ejercicio físico intenso o prolongado sin ajustar la alimentación o la medicación
  • Consumir alcohol sin comer
  • Tener una enfermedad, una infección o un estrés emocional
  • Tener problemas en el hígado, el páncreas, los riñones o las glándulas suprarrenales

La hipoglucemia puede ser leve, moderada o grave, según la gravedad de los síntomas y el nivel de glucosa en la sangre. La hipoglucemia leve se puede tratar por la propia persona, la hipoglucemia moderada puede requerir la ayuda de otra persona, y la hipoglucemia grave puede necesitar atención médica de urgencia.

La hipoglucemia puede tener consecuencias negativas para la salud, como daños en el cerebro, el corazón y los nervios, y puede poner en riesgo la vida. Por eso, es importante prevenir y tratar la hipoglucemia de forma adecuada, siguiendo las recomendaciones de los expertos y las organizaciones de salud.

 

Cómo Prevenir la Prediabetes

¿Cómo prevenir la hipoglucemia?

La prevención de la hipoglucemia es la mejor forma de evitar sus complicaciones y mejorar la calidad de vida. Para prevenir la hipoglucemia, se deben seguir una serie de medidas, como:

  • Controlar el nivel de glucosa en la sangre con frecuencia, especialmente antes y después de las comidas, antes y después del ejercicio físico, antes de acostarse y al despertar, y siempre que se sienta algún síntoma de hipoglucemia.
  • Ajustar la dosis y el tipo de medicación para la diabetes según las indicaciones del médico y del educador en diabetes, y según los resultados de la glucosa, el peso y el estado de salud. No se debe modificar la medicación por cuenta propia, ni saltarse o duplicar las dosis.
  • Seguir una alimentación equilibrada y regular, distribuyendo los alimentos en 3 comidas principales y 2 o 3 colaciones, evitando saltarse o retrasar las comidas, y respetando los horarios. Se debe controlar la cantidad y el tipo de carbohidratos que se consumen, y combinarlos con proteínas y grasas saludables, para mejorar la respuesta glucémica.
  • Realizar ejercicio físico moderado y adaptado al nivel de condición física y al tipo de diabetes, al menos 30 minutos al día, 5 días a la semana, previa consulta y autorización del médico. Se debe monitorizar la glucosa antes, durante y después del ejercicio, y ajustar la alimentación o la medicación si es necesario. Se debe evitar el ejercicio en ayunas, o cuando la glucosa sea menor de 100 mg/dl o mayor de 250 mg/dl.
  • Evitar el consumo de alcohol sin comer, ya que el alcohol puede inhibir la producción de glucosa por el hígado y provocar hipoglucemia. Si se consume alcohol, se debe hacer con moderación, acompañado de alimentos, y controlando la glucosa.
  • Llevar siempre una identificación que indique que se tiene diabetes, y un teléfono móvil con los números de emergencia y de contacto de familiares o amigos. Así, en caso de hipoglucemia grave, se podrá recibir ayuda rápidamente.
  • Educar a las personas cercanas, como familiares, amigos, compañeros de trabajo o de estudio, sobre la diabetes y la hipoglucemia, y enseñarles cómo reconocer y tratar la hipoglucemia, y cómo administrar glucagón si es necesario. El glucagón es una hormona que se inyecta en caso de hipoglucemia grave, y que eleva la glucosa en la sangre al estimular la liberación de glucosa por el hígado.

¿Cómo tratar la hipoglucemia?

El tratamiento de la hipoglucemia depende de la gravedad de los síntomas y del nivel de glucosa en la sangre. El objetivo del tratamiento es elevar la glucosa en la sangre hasta los niveles normales, y evitar que vuelva a bajar. Para tratar la hipoglucemia, se deben seguir los siguientes pasos:

  • Confirmar la hipoglucemia con una medición de la glucosa en la sangre, si es posible. Si no se dispone de un glucómetro, o si los síntomas son evidentes, se debe asumir que se trata de una hipoglucemia y actuar en consecuencia.
  • Consumir 15 gramos de carbohidratos de acción rápida, que se absorban fácilmente y que elevan la glucosa en la sangre en pocos minutos. Algunos ejemplos de alimentos que contienen 15 gramos de carbohidratos son:
    • 3 o 4 tabletas de glucosa
    • 1 sobre o tubo de gel de glucosa
    • 1/2 taza de jugo de fruta o de refresco regular (no light)
    • 1 cucharada de miel o de azúcar
    • 5 o 6 caramelos duros

    No se debe consumir alimentos que contengan grasa o proteína, como el chocolate, las galletas, el queso o la leche, ya que retrasan la absorción de la glucosa y pueden prolongar la hipoglucemia. Tampoco se debe consumir más de 15 gramos de carbohidratos, ya que pueden provocar una hiperglucemia posterior.

  • Esperar 15 minutos y volver a medir la glucosa en la sangre. Si la glucosa sigue siendo menor de 70 mg/dl, o si los síntomas persisten, se debe repetir el paso anterior, consumiendo otros 15 gramos de carbohidratos de acción rápida.
  • Una vez que la glucosa se haya normalizado, o si la próxima comida está prevista en más de una hora, se debe consumir un alimento que contenga carbohidratos de acción lenta, como un pan, una fruta o un yogur, para evitar que la glucosa vuelva a bajar.
  • Registrar el episodio de hipoglucemia, anotando la fecha, la hora, el nivel de glucosa, los síntomas, la causa, el tratamiento y la evolución. Esto ayudará a identificar los factores desencadenantes de la hipoglucemia y a prevenirla en el futuro.
  • Consultar con el médico o el educador en diabetes, para revisar el plan de tratamiento de la diabetes y ajustar la alimentación, el ejercicio o la medicación si es necesario.

Si la hipoglucemia es grave, y la persona pierde la conciencia o no puede ingerir alimentos por sí misma, se debe solicitar ayuda médica de urgencia y administrar glucagón, si se dispone de él. El glucagón es una hormona que se inyecta en el músculo del brazo, del muslo o del abdomen, y que eleva la glucosa en la sangre al estimular la liberación de glucosa por el hígado. El glucagón se debe administrar siguiendo las instrucciones del fabricante y del médico, y se debe avisar al médico una vez que la persona recupere la conciencia.

 

Consejos para Prevenir y Controlar la Diabetes

La hipoglucemia es una situación que puede ocurrir en las personas con diabetes, pero que se puede prevenir y tratar con éxito, siguiendo las recomendaciones de los expertos y las organizaciones