Skip to content

Consecuencias de la diabetes

27 enero, 2019

La diabetes es un trastorno o una enfermedad que se puede ocasionar por la mala alimentación o simplemente por una deficiencia del cuerpo al procesar y absorber la glucosa en los alimentos.

Esto ocurre cuando el páncreas no produce una hormona llamada insulina, la cual ayuda a la absorción de la glucosa para transformarla en energía.

Al no procesarla, la glucosa o el azúcar queda concentrada en la sangre, produciendo un aumento de la misma, lo que genera daños en el organismo.

Muchas personas ignoran este hecho, incluso la azúcar alta aunque no se posea diabetes puede ocasionar daños en la salud si se mantiene de forma prolongada.

Estas son algunas de las consecuencias de la diabetes que se presentan de formas más comunes.

Consecuencias de la diabetes comunes

Una de las consecuencias es que los niveles altos de azúcar pueden provocar una tensión ocular alta, lo que afecta al nervio óptico y dificulta la visión.

Incluso, si no se controlan los niveles de azúcar, esto puede llegar a convertirse en ceguera permanente, también existe la probabilidad de sufrir derrames o desprendimiento de la retina.

El pie diabético es muy común, esto consiste en una infección, una ulcera o un daño en los tejidos, que son ocasionados por fallas neurológicas y enfermedades a nivel vascular.

Esta afección se detecta por medio de los siguientes síntomas: dolor, temperatura baja en la zona, reflejos alterados, hormigueo, sequedad en la piel y falta de cicatrización en las heridas. Sin tratamiento, puede llevar a la perdida de la extremidad.

Entre las consecuencias de la diabetes, tenemos también las enfermedades renales, los riñones se ven afectados en gran manera debido al exceso de trabajo.

Esto se debe a las altas cantidades de glucosa, además esto evita que se desechen de forma eficaz todas las toxinas del cuerpo, l que produce infecciones renales. En casos muy graves, se requiere de diálisis y en más extremos, transplante de riñones.

La diabetes no solo afecta a los riñones, también puede afectar otros órganos del cuerpo, debido a una ateroesclerosis, síndrome que se caracteriza por depósitos d elididos en las arterias.