Skip to content

Cómo saber si tengo diabetes

26 enero, 2019

Como sabemos la prevención y la detección temprana de cualquier enfermedad o condición es vital para la salud, además de permitir que no existan complicaciones.

La diabetes es una enfermedad que podemos detectar a tiempo si prestamos atención a nuestro organismo, sobre todo cuando tenemos antecedentes.

El saber de antemano que padecemos de diabetes o podemos padecerla, permitirá que se eviten complicaciones.

Sin embargo, la diabetes no es tan fácil de detectar, debido a que muchos no perciben los síntomas o no los llegan a presentar.

Por lo tanto, es importante estar atentos a cualquier cambio de nuestro organismo y prestar atención a cualquier señal de que nuestro cuerpo no se encuentra del todo bien.

Ahora, seguro te preguntarás ¿cómo saber si tengo diabetes? A continuación, se presentaran algunos de los síntomas iniciales de la diabetes que pueden ser confundidos o pasado por alto.

Cómo saber si tengo diabetes

Uno de los síntomas de la diabetes es el hambre excesiva, debido a que esta enfermedad es de origen metabólico y hace que el azúcar que se encuentra en la sangre no se absorba correctamente para convertirlo en energía.

Esto hace que el cerebro envíe señales al cuerpo de que coma mas para compensar la poca energía que esta en el organismo, no es la típica hambre, es un hambre que no se sacia.

Otro síntoma es la perdida de peso repentina, se estima que un adulto diabético puede perder 5 a 10 kilos en solo dos o tres meses, aun realizar actividad física o dieta especial.

Las ganas excesivas de orinar, esto se debe a que la glucosa queda almacenada en el torrente sanguínea, por lo que los riñones trabajan de forma ardua para lograr filtrar y eliminarla por medio de la orina.

Debido a la cantidad de liquido que se expulsa a través de la orina, el paciente se deshidrata provocando mucha sed.

Un síntoma muy importante es la fatiga o el constante cansancio, por supuesto porque el páncreas no logra procesar la glucosa de manera correcta y esto hace que el cuerpo no produzca energía.