¿Por que es tan importante el cuidado de los pies?

Por que es tan importante el cuidado en los pies?, una de las principales causas es la neuropatía: El exceso de glucosa altera los vasos sanguíneos y los nervios de las persona con diabetes. Al paso de los años, la circulación y la sensibilidad en los pies se pueden afectar, favoreciendo la aparición de úlceras, deformidades, etc.

images

Cualquier persona con diabetes puede tener problemas en sus pies, pero hay algunas que tienen mayor riesgo. Entre ellos, los que tienen niveles de glucosa más altos, entre más descontrolados están los niveles de glucosa y más años tenga con el diagnóstico de diabetes hay más problemas con los pies. Las personas con otras alteraciones en la circulación, otras complicaciones de la diabetes (en ojos, riñones, etc), con callos o deformidades en los pies, que usan zapatos ajustados que usan bastón, andadera, tienen una prótesis o cualquier problema para caminar, enfermedades en las uñas, infecciones en los pies e historia de úlceras o amputaciones también tienen un riesgo importante.

Para evitar complicaciones: El mejor tratamiento en estos casos es la prevención. Una persona con diabetes debe vigilar diariamente sus pies para detectar alteraciones lo más pronto posible y evitar que progresen.

El médico debe realizar también una inspección de los pies al momento de diagnosticar la diabetes y repetirla por lo menos una vez al año o cuando aparezcan problemas nuevos. El médico puede realizar estudios especiales para determinar si hay alteraciones en la sensibilidad, circulación sanguínea o algún otro problema que requiera atención. Las alteraciones en las que se debe poner especial atención son:

  • Dolor al caminar o fatiga.
  • Cambios en la coloración de la piel o en la temperatura pueden indicar infección.
  • Resequedad.
  • Úlceras.
  • Callosidades.
  • Zonas de poca sensibilidad.
  • Deformidades en los pies.
  • Inmovilidad en las articulaciones.
  • Alteraciones en la forma de caminar o en el equilibrio.
  • Cortaduras, raspones, ampollas o algo que afecte la integridad de la piel.
  • Uñas enterradas, gruesas, infectadas, etc.

IMPORTANTE tomar en cuenta:

  • Se debe revisar todo el pie, incluso entre los dedos.
  • La revisión debe ser en un área bien iluminada.
  • Debe avisar a su médico lo más pronto posible en caso de encontrar algún problema.shutterstock_158431118-300x200CUIDADOS EN CASA
    • Si se baña en una tina, revise la temperatura del agua con el codo antes de sumergir los pies para evitar quemaduras.
    • Mantenga sus pies limpios, el baño diario y limpieza de los pies es importante.
    • Seque bien sus pies al salir de bañarse. No se ponga los zapatos hasta que se encuentren los pies secos. La humedad facilita la aparición de grietas y úlceras.
    • Seque el espacio entre sus dedos con una toalla.
    • Si su piel está reseca, puede aplicar crema o lociones humectantes en la parte superior e inferior de sus pies, pero no entre los dedos ya que se puede acumular humedad. Espere a que la crema se absorba antes de ponerse calcetines o zapatos.
    • Use zapatos cómodos sin costuras por dentro del zapato, esto evitará la formación de callos.
    • Use calcetines con un porcentaje alto de algodón sin bultos que lesionen sus pies.
    • No camine descalzo ya que puede lesionarse fácilmente sin notarlo.
    • Corte sus uñas con cuidado evitando que se entierren o haya cortadas en la piel.
    • Si tiene lesiones, evite usar productos irritantes para curarlas como agua oxigenada y antisépticos. Use solo jabón y agua tratando de no romper las ampollas para evitar que se infecten.
    • Deje de fumar, esto afecta aún más a la circulación. · Lleve su tratamiento para la diabetes al pie de la letra, el control de sus niveles de glucosa es esencial para evitar complicaciones.

      Por Diana Ampudia